Presentación de Días de bruma

PRESENTACIÓN DE DÍAS DE BRUMA, DE PATRICIA TERINO, A CARGO DE RAÜL REY

 

Librería Casa Tomada (Sevilla), 7 de abril de 2017.

 

1.¿Cómo es el mercado editorial actual?

Se publica con el fin de vender y solo lo que vende sobrevive. Vende, sobre todo, la literatura infantil, la histórica, la amorosa y la de intriga. Días de bruma no encaja en ninguna de ellas. Cualquier temática puede ser de calidad, por supuesto, pero en España se publica demasiado, lo cual perjudica la calidad: se da la paradoja de que somos uno de los países de la Unión Europea que más libros saca a la luz cada año, pero uno de los que menos lee. Cada vez más, se publica en digital. Esto y las redes sociales han permitido una democratización de la literatura: ahora puede publicar cualquier persona y difundir su obra sin apenas costes. Problema que encontramos: resulta difícil discernir entre las obras que están bien escritas y las que no lo están.

Días de bruma no es una novela comercial, sino una novela escrita desde el interior hacia el exterior. Desde mi punto de vista, nace de una reflexión y análisis sobre el mundo interior de la autora y sobre el propio mundo. Es una novela con varias pretensiones: respetar la calidad literaria, exhorcizar fantasmas y comunicar la pesadumbre y también la dicha. La literatura, entendida como comunicación, es una herramienta  para poner las cosas claras, en orden, y un vehículo para sentirse conectado con los demás. El papel tiende a desaparecer, pero que una novela que primero se ha difundido en formato digital (Ediciones Dyskolo) pase al papel, da cuenta del respeto que desde la propia editorial tienen por la misma.

2.¿Quién es Patricia Terino?

Me resulta difícil hablar de Patricia Terino sin ponerme cursi o emocionarme. Nos conocemos desde que nació y, más allá de los vínculos que nos unen, yo siempre la he admirado por su dimensión como persona (siempre discreta, inteligente y respetuosa), por su profundo intelectualismo y por su visión del ser humano, del individuo, de la sociedad y del mundo. Escuchar sus opiniones es siempre iluminador. Ninguna conversación con ella es baldía. Por eso me interesó tanto que escribiera esta novela. Profesora de filosofía, lectora voraz y alma sensible.

Raül Rey y Patricia Terino

3.¿Qué es Días de bruma?

Cuando la gente me cuenta que una novela es entretenida suele extrañarme, porque generalmente hacen alusión a productos que a mí particularmente me aburren mucho. Me refiero a obras con una trama muy compleja, enrevesada y al final sorprendente, pero cuyo estilo es insulso, y lo mejor que podríamos decir de él es que es correcto, que los verbos concuerdan adecuadamente con sus sujetos y que los signos de puntuación no estorban (esto después de haber pasado por correctores que se encargan de que esto sea así). Sin embargo, a mí me encantan las novelas en las que la trama no es lo principal, porque escribir es un arte verbal y lo importante de estas obras es la belleza de sus palabras, de las que podemos extraer la esencia del ser humano. Pongamos, solo por citar algunos casos, cualquier título de Javier Marías, los relatos de Borges, Los pasos perdidos, de Carpentier, las novelas de Bukowski, Tokio ya no nos quiere, de Ray Loriga, y las novelas cortas Pedro Páramo, de Juan Rulfo y La hojarasca, de García Márquez. Días de bruma es, como todas ellas, sencilla y hermosa, a veces dura y siempre intensa. Rescata ciertas características del realismo sucio, propio del citado Bukowski, al que Patricia Terino admira, y del mencionado libro de Loriga. Pero es un realismo sucio que nunca pierde la poeticidad, a pesar de que no la persigue, no fuerza palabras para que adornen, no pretende descubrirnos ninguna verdad, y sin embargo, toda la novela está llena de verdades sobre el ser humano, la sociedad, la soledad, la dificultad para comunicarnos unos con otros. Y todo con un estilo sencillo y dinámico, oraciones breves, contundentes, el uso de la primera persona y el carácter autobiográfico que contribuyen a que la expresión sea más impactante y descarnada, y permite al lector adentrarse en el universo interior de la protagonista casi sin darse cuenta, casi sin querer. Y lo mejor de esta pequeña gran novela es que cuando terminas de leerla te deja un gusto agradable y extraño, porque evidentemente has empatizado mucho con la protagonista, la has acompañado a través de su breve biografía y te ha trasformado en algo distinto. Cuesta mirar  el mundo de la misma manera cuando has leído Días de bruma.

Raül Rey

Patricia Terino
Patricia Terino

Soy Patricia Terino, licenciada en filosofía, profesora y escritora. En este sitio encontrarás todos mis trabajos en el ámbito de la literatura, la filosofía y la crítica social, con el fin de despertar tu interés por el análisis y la reflexión sobre la realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *